Son más conocidas como macronutriente “constructor” y “reparador” y no solo lo hace con los músculos, sino también con órganos, piel, cabello, uñas, huesos.

La proteína, al igual que los carbohidratos, posee 4kcal por cada gramo.

En este blog nos centraremos en los fines estéticos en los que juega un papel muy importante la proteína.

“TONIFICA” los músculos

Quizá has escuchado muchas veces la palabra tonificar abdomen, brazos o espalda, pero esta palabra está mal dicha pues los músculos no se tonifican. Lo que sucede es que cuando una persona tiene masa muscular ya ganada, al perder grasa, su tejido muscular se hace más visible (por el mismo hecho que tiene menos porcentaje de grasa).
Y es aquí donde entra a tallar la proteína, con una dieta moderada-alta en proteínas, al estar en un déficit calórico, vas a mantener tu masa muscular, y a la vez perder grasa, que es lo que se busca en fines estéticos.

NIVEL ALTO DE SACIEDAD

Otra característica de la proteína es su papel como macronutriente que posee mayor tasa de saciedad. A diferencia de los carbohidratos, por ejemplo, la proteína te deja “satisfecho”.

Esto hace que controle el hambre, frene el apetito, y te mantengas por más tiempo lleno. Todo ello va en contra de “ganar grasa”.

Entonces, llegamos a la conclusión que para fines estéticos, tanto generar masa muscular o perder grasa, la cantidad de proteínas ingeridas al día es muy importante.

Ahora, algunos MITOS sobre la proteína:

Debes consumir una cantidad altísima de proteína

Muchos entrenadores o instructores de gimnasio te van a decir que si no consumes una cantidad alta de proteínas (al extremo de 4gr por kilogramo de peso corporal), no vas a conseguir resultados.
Según estudios científicos, una cantidad segura y más que suficiente es de 2 a 2.5gr por kilogramo de peso corporal.

Mucha proteína es dañina para el hígado

Nuestro organismo es una máquina muy inteligente. Cuando consumimos una cantidad excesiva de proteínas, solo utiliza las que realmente necesita para la reparación y construcción de tejidos (como expliqué al comenzar el blog), y lo que sobra, va directamente al hígado, que luego DESECHA, MEDIANTE LA ORINA, la cantidad sobrante.

Por último, algunos alimentos ricos en proteína son: huevo (entero), pechuga de pollo, pavo, carne, pescado, lácteos, frutos secos.

CONCLUSIONES

Después de calcular la cantidad de calorías que necesitas a diario, lo primero que debes hacer es calcular los gramos de proteína que requieres, siendo este el macronutriente más importante. Lo que hacemos en Manzana Verde es preparar tu comida con los gramos exactos de TODOS LOS MACRONUTRIENTES que TÚ necesitas para seguir teniendo resultados, comiendo RICO Y VARIADO.

Comparte este articulo 😀 :