Continuamos estableciendo los macronutrientes necesarios para nuestra dieta, así que ahora es el turno de conocer de cerca uno de los más “castigados”, las grasas.

También conocidos como lípidos y tienen que ver con un efecto llamado lipólisis que explicaremos más adelante.
Las grasas (a diferencia de los carbohidratos y proteínas que aportan 4 calorías por gramo), aportan 9 calorías, por lo que nos “llenamos” más cuando consumimos una gran cantidad.

Dejemos en claro la duda más grande que existe sobre este macronutriente: ¿Comer grasa, hará que almacene más grasa? Estrictamente hablando, no. Comer grasa no engorda, ni tan sólo un poquito. Lo que hará que verdaderamente ganes grasa será el consumo de calorías y, en este sentido, que sobrepases tu “umbral”. En este caso seguro que la grasa hará que engordes, pero de la misma manera los carbohidratos y las proteínas.

Por norma, las personas que se exceden en las calorías deberían saber que almacenan grasa, por el mismo hecho que consumen más calorías que las necesarias. De hecho, aunque suene contradictorio, comer ciertos tipos de grasa puede resultar beneficioso para ayudar a eliminar grasa almacenada en el organismo.

Y es aquí donde entra a tallar los TIPOS DE GRASA, dividiéndose básicamente en saturadas e insaturadas:

Las primeras, aunque no son del todo “malas”, no tienen grandes beneficios como las insaturadas, es por eso que debemos disminuir su consumo o tener un equilibrio entre las dos. Aquí también se encuentran las grasas trans, que son perjudiciales, y por ende, hay que evitarlas.

Por otro lado, nos encontramos con las grasas buenas, o insaturadas, siendo estas las más beneficiosas, y las podemos encontrar en alimentos como paltas, frutos secos, aceite de oliva, pescado, etc.

Su aporte de omega 3 y 6, nos ayudan a disminuir el colesterol malo (LDL), y aumentar el colesterol bueno (HDL)
Influye positivamente en el funcionamiento óptimo de las hormonas tanto masculinas como femeninas.
También nos ayudan en el tema de los triglicéridos.
Nos dan una sensación de saciedad, la cual repercute en el DÉFICIT CALÓRICO, y en consecuencia, apoyará a la pérdida de grasa.

Se conoce, según evidencias científicas, que un mínimo de gramos de grasas al día es de 1gr x kg de peso corporal, es decir, si pesas 60 kilos, consumir 60 gramos de grasa al día. Como rango máximo 1.2gr hasta 1.3gr por kg de peso corporal, ya que este macronutriente, como ya lo hemos dicho, es muy CALÓRICO.

Por último, y como comenté al inicio, la palabra lípido tiene algo que ver con la lipólisis, siendo esta, en resumen, la capacidad que tiene el cuerpo de usar como reservas de energía las grasas, mayormente cuando entra en actividad física.

EN CONCLUSIÓN:

Consumir grasas (las saludables en mayor medida), aparte de rico, es muy beneficioso, en personas sanas.

En Manzana Verde usamos la cantidad exacta de grasas que TÚ necesitas para seguir cumpliendo con tus objetivos.
“CONSIGUE RESULTADOS SIN SACRIFICAR EL SABOR”

 

Comparte este articulo 😀 :