La llamada “primera ley de la termodinámica” se resume en esta frase: “Cantidad de energía que entra es igual a cantidad de energía que sale”.

Energía entra : Hay una sola forma que la energía “entre” a nuestro cuerpo, y es mediante de los alimentos, que como bien sabemos, todos los alimentos contienen energía, siendo unos menos densos (como es el caso de los vegetales), y otros más densos (el caso de los productos procesados).

Energía sale : Las calorías se queman mediante ejercicio, ya sea aeróbico (cardiovascular) o anaeróbico (de resistencia o fuerza), si bien es cierto es difícil calcular cuantas calorías se queman, un aproximado es entre 300 y 500 calorías por entrenamiento.

TODOS, pero absolutamente TODOS los alimentos contienen energía, o calorías. Entonces llegamos al extremo de poder engordar simplemente comiendo verduras o adelgazar comiendo “sucio”. De ahí se deriva la importancia de tener un control calórico.

Todo se basa en calorías, imaginemos una dieta basada simplemente en pollo hervido sin sal, sin condimentos, insípido y verduras, estas dietas no son óptimas a largo plazo y las personas tienden a aburrirse de esto, es por eso que no consiguen resultados, porque terminan abandonando el proceso.

Entonces… ¿se pueden conseguir resultados comiendo lo que más nos gusta?

La respuesta es SÍ, siempre y cuando tengamos un CONTROL CALÓRICO, es decir, sabiendo cuantas calorías estamos consumiendo diariamente.

“EN MANZANA VERDE PROMOVEMOS EL CONTROL CALÓRICO PARA QUE PUEDAS COMER RICO, DISFRUTAR EL PROCESO, Y CONSEGUIR RESULTADOS”

Comparte este articulo 😀 :